Agarre por Mejorar

Caso 1 de estudio

De acuerdo con la postura en la que se observa el bebé al pecho, su cabeza está de frente al pezón, lo que nos indica que está ubicado de forma simétrica, pero ¿qué quiere decir esto? Significa, que el bebé al estar simétrico, o lineal al pezón y areola, está teniendo un agarre superficial, en el que no se accede a gran parte de la areola. Así, su tiempo en el pecho podría extenderse,  haciendo que el pecho no sea drenado y estimulado  adecuadamente, provocando además,  grietas y dolor en el pezón, ya que éste aún no alcanza  el área cómoda del paladar blando, llegando solo al paladar duro. Ubicado allí el pezón,  no obtendrá leche suficiente y provocará heridas en el pezón.  Para entender mejor qué es simétrico y cómo se observa la postura asimétrica, con la cual la lactancia es satisfactoria,  veámoslo en la siguiente infografía de la Guía Ilustrada para el Agarre Asimétrico.

A continuación, indicaremos de acuerdo con los 6 puntos señalados en el caso 1 de estudio, porque debe mejorar el agarre.

  1. La cabeza del bebé se encuentra soportada en la parte interna del codo de la madre, de tal manera que el pezón queda de frente apuntando al centro de su boca, llegando al paladar duro. Para mejorar esta postura, la madre debe ubicar la cabeza del bebé en el antebrazo. Con este simple, pero importante cambio, el pezón quedará apuntando a la nariz del bebé y es así como el pezón podrá llegar al paladar blando, de la mano con la agilidad de la madre quien lleva al pecho a su bebé. Él activará el reflejo de búsqueda y extenderá la cabeza hacia atrás para abrir su boca. En la Guía Ilustrada para el Agarre Asimétrico, encontrarás el paso a paso, para lograrlo.
  2. Como se indica en la flecha número 2, la boca está de frente al pezón. El labio superior se encuentra invertido, hay igual areola por encima y por debajo. Con esto, el bebé se alimenta de forma superficial, el flujo de leche disminuye, el bebé podría estar inquieto, rechazar el pecho o en ocasiones,  durar largos periodos de tiempo, para lograr alimentarse. Para mejorar esta condición, es necesario haber implementado el punto número uno, ya que al cambiar la forma en la que el bebé se lleva al pecho y logra la asimetria, alcanzará mayor porción de areola inferior dentro de su boca, con mayor probabilidad de conseguir que ambos labios estén evertidos y reciba mayor transferencia de leche. Detállalo en la siguiente imagen:

3. Barbilla o mentón alejados del pecho de la madre. Esté es un indicador de un agarre superficial, puesto que cuando el bebé tiene más porción de areola al interior de su boca, la barbilla está completamente pegada al pecho de la madre, como se observa en la imagen anterior y en la infografía del agarre asimétrico. La primera en rozar y conectar con el pecho es la barbilla,  pues es el labio inferior, junto con la barbilla son la base para alcanzar el agarre asimétrico. Para que la barbilla quede completamente pegada al pecho, es importante haber implementado las sugerencias del punto 1 y 2.

4. Alineación. Hay algunas características en las que, sin importar la postura deben cumplirse; características que, al unirse conforman un agarre adecuado al pecho. Una de ellas es la alineación de la oreja, hombro y la cadera. En este estudio de caso, aunque no se ve el hombro del bebé por la posición de la barbilla alejada del pecho y la mano del bebé que se interpone entre el cuerpo de la madre y el bebé, podemos concluir que no se cumple la alineación: oreja, hombro y cadera. Para lograr la alineación, basta con acercar mucho más el cuerpo del bebé hacia la madre. Podrás ver de manera más detallada y explicativa, en la Guía Ilustrada para el Agarre Asimétrico en la página 12-13.

5. Manito en medio de mamá y bebé. Para lograr el punto 3 y 4, es recomendable sacar la mano que esta en medio, pues ésta se convierte en una barrera para que el bebé pueda estar más cercano a su madre, con la barbilla pegada al pecho y tener alineado oreja, hombro y cadera. Para lograrlo, con suavidad y firmeza, saca su manito o pide ayuda para hacerlo. Así, su mano se extenderá por tu costilla, quedando cómodos ambos y permitiendo un mejor agarre.

6. El sexto punto, indica con la flecha apuntando hacia arriba, que el cuerpo del bebé está mirando al techo. Ésto sería lo adecuado, si los pechos de la madre fueran grandes y el pezón apuntara hacia abajo. Sin embargo, en este caso los pechos de la madre no tienen ese tamaño. La sugerencia para mejorar, se encuentra en el punto 4, con la alineación y acercar el bebé mucho más al cuerpo de la mamá.

Deseamos que esta información haya sido de mucha utilidad. Si es así,  comenta cómo ha contribuido a tu lactancia o invita a una madre embarazada o lactante a leerlo. Juntos hacemos más por la lactancia. ¡Aquí sí hay leche!

Tatiana Navarro

Asesora y consejera de lactancia

Fundación MamaInformada

INFORMATE CON NOSOTROS

DONAR

Con tu donación seguiremos haciéndolo posible, te conviertes en un agente de cambio social cuando donas a la promoción, apoyo y protección de la lactancia.

Otros Artículos

Comparte este contenido en tus redes favoritas

Deja una respuesta

¡Aquí sí hay leche!

Recibe toda la información, noticias, experiencias y consejos que tenemos para ti.

Contactanos

Aquí sí hay leche!!

¡Suscribete y sé una Mamainformada!

Es posible que veas cambios y que algunas cosas te parezcan fuera de lo normal, pero pronto todo estará en orden. Te pedimos comprensión y paciencia, esto lo hacemos para ofrecerte lo mejor, por que lo mereces.