Los Mitos, el cáncer de la lactancia

Por @tatinavarro23 Asesora de Lactancia

 

Toma aire para leer esto; Si pones el brasier a secar al sol se te seca la leche, si tú mamá no fue buena lechera tú tampoco lo serás, si te bañas por la noche la leche se enfría, andar descubierta la espalda te seca la leche, la leche se va por un susto, si tus pechos son pequeños no podrás amamantar, tú leche se vuelve agua después de los 6 meses, los antibióticos secan la leche, debes preparar los pezones para amamantar con estropajo para que se “curtan”, si no te gotean los pechos es que no tienes suficiente leche, mi leche es trasparente; aguada y no alimenta, si estás enferma no puedes amamantar, la leche de fórmula es mejor, no tomes nada frio porque se te enfría la leche, ¿Será que seré buena lechera?…Para producir leche; toma agua de panela con hinojo, toma agua de panela con leche, toma leche, toma cerveza, toma coladas, tomate un té de lactancia, toma pony malta, tomate 3 litros de agua mínimo diarios…Tomate, tomate, tomate….
Todo lo anterior son falsas creencias, mitos trasmitidos por generaciones, muchos creados por la industria de fórmula infantil en un marketing indiscriminado sin control antes de 1981 cuando no existía el código internacional de sucedáneos. Los mitos son parte de una construcción cultural colectiva que ha acabado con millones de lactancias, ninguno cuenta respaldo científico probado. Las lactantes desinformadas son como el estudiante que va para un parcial y no tiene ni idea de lo que va hacer, no está preparado para las preguntas que va a encontrar, no sabe cómo funciona la presentación del examen, duda de todo, se frustra y termina perdiendo el parcial.
La desinformación es el cáncer que socava la lactancia, acabando con el mejor y más perfecto inicio de alimentación para el bebé, cuando no hay preparación estás expuesta a cualquier comentario en su mayoría sin la mala intención, proveniente de familia, principalmente las abuelas, las amigas que repiten lo mismo de las abuelas y muy tristemente de los profesionales de salud, quienes deben ser los mayores protectores de la lactancia.
El problema parte en no conocer cómo funciona nuestro cuerpo, cómo y de donde se produce la leche, la lactancia es un proceso de oferta y demanda, por lo tanto, cuanto más amamantas, más leche produces, cuando el bebé succiona se liberan dos hormonas, la prolactina hormona encargada de la producción de leche y oxitocina, hormona trasportadora encargada de la salida de la leche, si la mamá se empodera de esta información no caería en el círculo desertor de la lactancia al complementar con fórmula. Imagínense la mamá ballena, las vacas, las gaticas, las perritas, la mamá canguro, las marranitas…dudando ¿Será que si tengo suficiente leche? ¿Se me va a secar la leche si me da mucho el sol o mucho frio? Todas somos de una misma familia, mamíferos con capacidad para proveerle a nuestra cría todo el alimento que necesita.

La leche es sangre, no está sujeta a ningún alimento para producir leche, en 2018 aún existen quienes defienden y venden ciertos alimentos o hierbas con promesas de aumentar la producción, ninguno con respaldo demostrado, lo que ocurre con estás promesas falsas, volviendo al símil del estudiante no preparado, es como llegar a presentar el parcial y creer que el espíritu santo llegará y te salvará de un 0 asegurado, esto hace una lactante desinformada, deposita su confianza en ello y se hace un “pajazo mental” pone amamantar más a su bebé, que es lo que realmente la hará producir más leche y luego va y cuenta su testimonio propagando las falsas creencias.
Una barrera de protección segura contra los mitos es tener el acompañamiento adecuado por una asesora de lactancia desde el embarazo, crear red de apoyo en casa, pertenecer a un grupo de apoyo a la lactancia que siga las recomendaciones de la OMS, seguir páginas de lactancia que compartan información respaldada en la evidencia científica, y contar con un pediatra pro-lactancia.
Los mitos le cuestan plata y vidas al país y al mundo, no amamantar se convierte en un problema de salud pública, en Colombia solo el 36,1% (Encuesta ENSIN 2015) amamanta de manera exclusiva hasta los 6 meses, estamos lejos de la meta mundial para el 2025 por la OMS Organización Mundial de la Salud, “aumentar la lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses hasta el menos el 50%”, también invita a alimentar al bebé con lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, y alternarla con alimentación complementaria mínimo hasta los 2 años.
¡No se les olvide, que AQUÍ SÍ HAY LECHE!!!

Tatiana Navarro
Comunicadora Social
Asesora de lactancia certificada
Fundación MamaInformada
Grupo de Apoyo: MamaInformada Lactancia Materna Colombia

INFORMATE CON NOSOTROS

DONAR

Con tu donación seguiremos haciéndolo posible, te conviertes en un agente de cambio social cuando donas a la promoción, apoyo y protección de la lactancia.

Otros Artículos

Comparte este contenido en tus redes favoritas

Deja una respuesta

¡Aquí sí hay leche!

Recibe toda la información, noticias, experiencias y consejos que tenemos para ti.

Contactanos

BIENVENID@S

Aquí sí hay leche!!

¡Suscribete y sé una Mamainformada!

Es posible que veas cambios y que algunas cosas te parezcan fuera de lo normal, pero pronto todo estará en orden. Te pedimos comprensión y paciencia, esto lo hacemos para ofrecerte lo mejor, por que lo mereces.