Mastitis

La mastitis es una inflamación de uno o varios lóbulos de la glándula mamaria, con o sin infección, generalmente es unilateral, con afectación bilateral en 3 a 12% de los casos. En la leche, existen sustancias proinflamatorias y elementos celulares activados que, si permanecen tiempo en contacto con el epitelio de la glándula mamaria, pueden desencadenar una respuesta inflamatoria. Si además hay sobrecrecimiento bacteriano, puede producirse una mastitis aguda e, incluso, abscesos. La mastitis ocurre aproximadamente en el 20% de las mujeres. Tradicionalmente los agentes etiológicos encontrados son; el Stafilococo Aureus y Stafilococo meticilina. 

La mayoría de los episodios de mastitis acontecen en los primeros dos meses posparto, entre la segunda y tercera semana y se han informado tasas de recurrencia de hasta aproximadamente el 10%. Se cree que una de cada cinco mujeres occidentales que amamantan es probable que experimenten mastitis aguda. La mastitis puede ocurrir en cualquier etapa de la lactancia.

 

 

«¿Qué se siente?»

Inflamación en los pechos, hipersensibilidad en la palpación de la mama, ardor, enrojecimiento o dolor, los pechos se sienten calientes, escalofríos. La sintomatología se asocia a la gripa, donde el malestar general abruma, y se limitan las actividades diarias. La mujer experimenta angustia y ansiedad al encontrase en un cuadro sistemático de temperatura de 38.5C, decaimiento, dolores articulares y nauseas.

  1. Disminución de las defensas, relacionadas con el postparto.
  2. Estrés y agotamiento de la madre.
  3. Un posible estado de portadora de Staphilococus Aureus que conllevan a mastitis agudas recurrentes.
  4. Destete abrupto dirigido por la madre, que provoca la retención de la leche.
  5. Obstrucción de los conductos lactíferos.
  6. Poca frecuencia de tetadas. Un bebé que mama muy poco y no drena lo suficiente el pecho de la madre.
  7. Predispone la aparición de mastitis cuando se da la separación de la madre y recién nacido las primeras 24 horas de vida.
  8. Perlas de leche o puntos blancos en el pezón que tapan un poro obstruyendo la salida de la leche.
  9. Sobreproducción de leche.
  10. El uso del chupete en el bebé está relacionado con salto de toma, haciendo que se acumulé la leche.

«Dificultades en el agarre al pecho»

  1. El dolor y grietas en el pezón.
  2. Dificultades en el bebé para agarrarse al pecho.
  3. Presión intraoral del bebé. Los estudios científicos en los últimos años han arrojado que si la presión intraoral no es la adecuada el bebé no podrá drenar el pecho, obteniendo poca leche. Si, por el contrario, es muy intensa causará daños en el pezón.
  4. Succión débil o desorganizada. El bebé se agarra al pezón, pero en un momento de la tetada altera su succión, en ocasiones causando dolor y daño en el pezón. Esto conduce el inefectivo drenado del pecho.
  5. El daño del pezón, el exceso de suministro de leche materna, el uso de protectores de pezón y la presencia de S. aureus en el pezón o en la leche materna aumentaron el riesgo de mastitis.

«Causas externas»

  1. Tops, brasieres, blusas muy ajustadas al pecho.
  2. Uso excesivo del extractor de leche, causando una hiperestimulación que supera la demanda del bebé.
  3. Fulares, cargadores de bebé y cinturones de seguridad muy ajustados que presionan el pecho por largos periodos de tiempo pueden desencadenar la obstrucción de conductos.
  4. Higiene. La inadecuada limpieza de los sets de extracción de leche, la falta de lavado de manos antes y después de la extracción.

CLAVE, extraer la leche retenida.

Extraer leche, puede sonar una solución simple de tratamiento, sin embargo, esta constituye la gestión más importante y más efectiva para terminar con la mastitis y que el panorama gris que conlleva la mastitis no pase a una situación más compleja clínicamente como el absceso.

La mejor forma de extraer leche de un pecho afectado por la mastitis es preparar el pecho con masajes, la mayoría de mujeres no saben realizar un masaje adecuado, al palparse las zonas duras, lo hacen muy fuerte lastimándose más y aumentando el enrojecimiento de la zona o dedican poco tiempo al masaje. Aquí en la Bibliolactancia contamos con el masaje MamaInformada, sugerimos realizar el masaje cada vez que el bebé va a tomar el pecho o antes de la extracción desde que descubres los síntomas y continuarlos por 72 horas, si a pesar de la disciplina en el masaje  y la extracción no mejoran los síntomas debes consultar con el ginecólogo para iniciar un tratamiento antibiótico. 

Luego de masajear el pecho, lo ideal es colocar al bebé al pecho con su mentón, es decir, su labio inferior y barbilla apuntando a la zona afectada. Aunque, cuando un pecho está afectado por la mastitis los bebés suelen rechazarlo, los estudios científicos relacionan la mastitis con un cambio de sabor de la leche, tornándose un poco más salada. Es importante resaltar que esto no representa ningún peligro para el bebé, amamantar a libre demanda cuando hay mastitis es la forma más efectiva de drenar el pecho. 

Si logra que el bebé tome el pecho, mientras mama, realice masajes circulares en la zona donde ubica la inflamación, luego deslice suavemente la yema de sus dedos como si fuera una peinilla, desde la obstrucción hacia la areola.  Al terminar la tetatada, continúe con un masaje y extraiga leche con su mano o el extractor. 

Cuando el bebé se rehúsa a mamar del pecho, extraer manualmente será la forma más efectiva para ir drenándolo. Aunque parezca que solo salen gotas, no desespere, tenga paciencia, poco a poco junto con los masajes irá obteniendo más leche. Usar una herramienta tecnológica como el extractor de leche también ayudará al proceso de drenado. No obstante, tenga en cuenta que al principio con la inflamación solo vera pocas gotas de leche, conforme pasa el tiempo irá aumentando. 

Quizás el bebé reciba el pecho por pocos minutos y desespere, nuevamente tenga paciencia. Una estrategia para que reciban del pecho afectado por más tiempo, es la preparación en el masaje o colocarlo a mamar del pecho sano y una vez sienta que se ha desencadenado el reflejo de eyección, cámbielo al pecho con mastitis.

«Posturas para amamantar con mastitis»

Cuando se tiene mastitis, la creatividad en las posturas para amamantar se convierten en un aliado perfecto para apuntar al conducto que está reteniendo la leche. La clave, se encuentra en siempre ubicar la barbilla del bebé en dirección a la inflamación. Podrá resultarle muy incómodo si la obstrucción se encuentra en la parte superior de la areola, ubicar al bebé “de cabeza” hacia tus piernas, y que sus pies den a tus hombros será algo inusual, pero muy efectivo. 

Para estas posturas diferentes en respuesta a la ubicación de los bultos que retienen la leche, lo mejor es ubicarse en un lugar muy cómodo, como un sofá o la cama para realizarlo. 

La postura de loba, que consiste en ubicarnos en cuatro y dar de mamar así, tiene como variación en la posición, el tamaño del bebé. Para practicarla es fundamental hacerlo en un lugar cómodo donde las rodillas o codos cuenten con apoyo para evitar dolor. Si el bebé es muy pequeño, colocar varias almohadas y encima ubicar el bebé para que este a la altura del pecho, disminuirá que además de la incomodidad de estar en cuatro, debas inclinarte como se haría una flexión del pecho. Esta es una de las posturas más recomendadas cuando hay obstrucciones o mastitis, puesto que el pecho cae y de manera homogénea se puede drenar.

«Medidas de apoyo en simultaneo»

Descansar, suena irónico, ¿Cómo descansar si tengo así mi pecho? Sí, el descanso es parte de las acciones a tomar que contribuirán a mejorar rápidamente. ¿Cuándo descansar? Después del masaje, dar de mamar o la extracción, relajarse en la cama, distraerse con una película o intentar dormir aliviará los malestares gripales y le permitirá al cuerpo recuperarse. 

La mastitis es una situación muy angustiante, necesitará el apoyo de todos los miembros de su familia, para dedicarse a la resolución de la mastitis, alimentarse muy bien y descansar. No dude en contar cómo se siente, exprese sus sentimientos, su dolor y pida toda la ayuda necesaria doméstica y afectiva para salir muy pronto de la situación. 

La Academia de Medicina de Lactancia en su protocolo de mastitis sugiere como medidas de apoyo aplicar calor húmedo, es decir, el que se recibe al tomar una ducha caliente, o ubicar una compresa caliente en la zona afectada antes de amamantar, actúa como vasodilatador que contribuye a drenar mejor el pecho. Sugerimos usar calor antes del masaje al pecho, pues si los estudios científicos demuestran que es vasodilatador, al aplicarlo y luego masajear será una combinación para ayudar a desobstruir los conductos tapados.

También la AMB sugiere después de la toma al pecho o la extracción, aplicar frío a la mama para reducir el dolor y el edema. 

Contar con el apoyo de una asesoría de lactancia si se tiene dificultades para que le bebé agarre el pecho y lo drene de manera efectiva, también será una acción diferencial que prevendrá volver a desarrollar una mastitis a causa de dolor o grietas en el pezón.

«Medidas farmacológicas» Si los síntomas no mejoran en 12-24 horas con el drenado del pecho y las medidas de apoyo, se sugiere que la madre informe a su médico para iniciar la ingesta de medicamentos. 

Usualmente el tratamiento de la comunidad médica generalmente involucra antibióticos orales, con una mínima interferencia a la lactancia materna. Es muy importante que cuando su médico prescribe antibióticos para la mastitis, consuma la cantidad completa de la receta médica. Los antibióticos de mayor recurrencia en el tratamiento de la mastitis suelen ser dicloxacillina o flucloxacillina 500mg por boca cuatro veces al día.

La Academia de Medicina de Lactancia en su protocolo clínico de Mastitis, también habla de recurrir a un agente antiinflamatorio como el ibuprofeno, el cual puede ser más efectivo para reducir la inflamación y los síntomas mamarios que un analgésico simple como el paracetamol /acetaminofén.  El ibuprofeno no se detecta en la leche materna, y es considerado compatible con la lactancia. Puede consultarlo en www.e-lactancia.org

«¿Y si los anteriores pasos de manejo apropiado aún no ayudan a la resolución del problema después de 48 horas?» 

 

La Organización Mundial de la Salud en su protocolo de mastitis sugiere realizar 

cultivo a la leche materna si no hay respuesta a los antibióticos en 2 días. Si la mastitis recurre en el mismo lugar, entonces este debe ser el indicador para realizar un diagnóstico diferencial, para confirmar que bacterias están siendo resistentes a los antibióticos, posible formación de absceso, una masa subyacente o carcinoma inflamatorio o ductal.

«Fuentes Bibliográficas»

  1. Espinola B, C. M. (2016). Mastitis: puesta al día. Asociación Española de Pediatría.
  2. Foxman B, D’Arcy H, Gillespie B y col. Mastitis de la lactancia: Ocurrencia y manejo médico entre 946 mamas alimentando a mujeres en los Estados Unidos. Am J Epidemiol 2002; 155: 103-114
  3. H, Rafael. Mastitis. (2017). Revista médica Sinergia.
  4. Hoffman B, S. J. (2012). Williams: Ginecología. Mexico: McGrawHill.
    Lisa H. Amir 1,2 y el Comité de Protocolo de la Academia de Medicina de Lactancia Materna. Protocolo clínico AMB # 4: MATISTIS 2014
  5. Padró, A. Succión y Deglución de la Lactancia Materna. Asociación Española Alba Lactancia.
  6. Waldenström U, Aarts C. Duración de la lactancia materna y problemas de lactancia en relación con la duración de la posparto estancia: un estudio de cohorte longitudinal de un sueco nacional muestra. Acta Paediatr 2004; 93: 669–676.

INFORMATE CON NOSOTROS

DONAR

Con tu donación seguiremos haciéndolo posible, te conviertes en un agente de cambio social cuando donas a la promoción, apoyo y protección de la lactancia.

Otros Artículos

Comparte este contenido en tus redes favoritas

Deja una respuesta

¡Aquí sí hay leche!

Recibe toda la información, noticias, experiencias y consejos que tenemos para ti.

Contactanos

Aquí sí hay leche!!

¡Suscribete y sé una Mamainformada!

Es posible que veas cambios y que algunas cosas te parezcan fuera de lo normal, pero pronto todo estará en orden. Te pedimos comprensión y paciencia, esto lo hacemos para ofrecerte lo mejor, por que lo mereces.